Cómo ser constante a la hora de escribir en mi blog

Es muy fácil abrirse un blog y escribir unas cuantas entradas durante un par de meses, pero es verdaderamente difícil seguir haciendo esto indefinidamente. De hecho, según determinados estudios, se estima que más del 95% de los blogs se abandonan en sus primeros meses de vida…

Si tu problema a la hora de escribir en tu blog es precisamente la falta de constancia, quizás te interese leer este artículo en el que te comento algunas de las cosas que puedes poner en práctica para empezar a ser constante con la escritura en tu blog:

01 Escribir sobre una temática que te guste. Está claro que solamente si escribes sobre un tema que te gusta vas a ser capaz de ser constante a largo plazo. Las cosas en la vida hay que hacerlas con pasión, solamente las cosas que haríamos incluso gratis son las que somos capaces de hacer indefinidamente y escribir en un blog no va a ser diferente.

Si escribes sobre una temática que te gusta: escribirás con más ganas, lo harás con conocimiento de causa, el artículo resultante tendrá una calidad que no tendría si estuvieras escribiendo sobre un tema que no te gusta, tus lectores lo apreciarán y obtendrás feedback de en forma de comentarios que te harán seguir manteniendo intactas, un día tras otro, las ganas de escribir.

02 Escribir artículos de ayuda y dar tu opinión personal. Para mi es importante escribir artículos de ayuda que puedan ser de utilidad a los lectores y dar mi opinión personal sobre temas concretos cuando corresponda. De hecho, precisamente creé este blog para resolver preguntas en los temas que más me gustan: Informática, Internet y Tecnología. De ahí el nombre de El preguntón…

Pienso que para leer artículos robotizados que no se mojan en decir cual es la mejor o peor alternativa en un tema concreto ya tenemos otros medios. La idea es que un blog sea cercano, útil y que se genere una comunidad a su alrededor que te haga mantener las ganas de seguir escribiendo en él indefinidamente.

03 Guardar en borradores las ideas que te vayan surgiendo. Cuando estés escribiendo un artículo concreto de tu blog, generalmente te vendrán a la mente ideas para escribir otros artículos relacionados. Te recomiendo que guardes en borradores los títulos de los artículos que te vengan a la mente en ese momento. Guarda la estructura que podría tener ese artículo si también te viene a la mente en ese momento.

De esa forma, cuando otro día te pongas a escribir, no tendrás que pararte a pensar sobre que tema podrías escribir el artículo de ese día, sino que irás directamente a desarrollar alguno de los artículos que tienes pendientes de escribir en borradores. A mi me funciona y la verdad es que siempre tengo artículos pendientes en borradores.

04 Comprometerte con un calendario de publicación. Es importante que te comprometas contigo mismo y con tus lectores en publicar una cantidad mínima de artículos semanales. Es más, lo ideal es que establezcas incluso el día y la hora a la que publicarás cada artículo y cuando vayas escribiendo los vayas dejando programados.

Para ello, es importante que te hagas una planificación semanal del tiempo con el que cuentas para escribir y en base a ella que decidas cuantos artículos semanales te comprometes a escribir. La idea es que escribas por gusto y no por obligación, por lo que no te pongas un objetivo que no puedas cumplir.

Por ejemplo, Carlos Bravo publica en su blog todos los días a las 00:01, es su seña, lo lleva haciendo desde hace más de un año y no le va nada mal.

05 Planificar la semana y reservar hueco para escribir. Analiza la planificación semanal que has hecho en el punto anterior y evalúa cuando puedes sacar un hueco para escribir. Fija los días y las horas concretas a las que vas a escribir y conviértelo en tu rutina de forma que reserves esos días y esas horas concretas para escribir y no las cambies por ningún plan alternativo.

Lo ideal es que el momento elegido para escribir encaje con tu tiempo de inspiración ya que si no es así probablemente tendrás más ganas de hacer otras cosas que de ponerte a escribir. Por ejemplo, sacar ese hueco en momentos que antes no aprovechabas como antes de ir a trabajar o después de cenar te harán marcar la diferencia.

06 Conocer tus momentos de inspiración. Este punto está bastante relacionado con el anterior ya que es posible que llegue el día y la hora que has reservado para escribir y no estés muy inspirado, puede que hayas tenido un mal día, que estés cansado o que no estés con fuerzas como para escribir un gran articulo desde cero.

En momentos así es importante conocerse y saber que si no puedes crear contenido nuevo porque no estás muy inspirado, puedes optar por alguna alternativa, como por ejemplo: hacer una recopilación de diferentes artículos que hayas escrito anteriormente, crear una nueva versión actualizada de un artículo que haya quedado obsoleto o escribir un artículo más corto de lo normal.

Por el contrario, si llega el día y la hora que has reservado para escribir y estás realmente inspirado, podrías aprovechar tu momento y escribir 2-3 artículos de golpe para adelantar trabajo y dejarlos programados.

07 Hacer un blog colaborativo. No es necesario que hagas un blog tu solo, una opción muy válida es hacer un blog colaborativo, por ejemplo con un amigo, y comprometeros mutuamente a escribir como mínimo un artículo semanal cada uno. El hecho de tener un compromiso con otra persona y no solamente contigo mismo puede ayudarte a sacar ese rato que necesitas para escribir el artículo semanal con el que te has comprometido.

Si estás pensando en algo así, quizás te interese echarle un vistazo a IronBlogger, una gran iniciativa de Alex Navarro, Carlos Bravo y Victor Campuzano que te puede ayudar a ser más constante con escribiendo en tu blog. Se trata de una comunidad en la que una vez que te inscribes con tu blog, te estás comprometiendo a escribir un artículo semanal y si no lo haces pasarás a deber una cerveza a todo el grupo en la próxima quedada de tu ciudad.

Espero que alguno de los consejos que te he dado te sirva para ser más constante en tu blog en concreto y en tus proyectos en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *